Los aparatos de climatización han resultado ser una bendición para todos: nos permiten mantenernos frescos durante el verano, escapando de las intensas temperaturas del exterior, además de transformar nuestros ambientes convirtiéndolos en zonas mucho más cómodas y agradables.

Cuando adquirimos un aparato de climatización debemos saber que su mantenimiento, entre otras cuestiones, es fundamental para alargar la vida útil lo máximo posible. En esta oportunidad te contamos cómo hacer que tu sistema de aire acondicionado dure más de lo esperado, y en excelentes condiciones.

Consejos para alargar la vida útil del sistema de aire

Con la llegada de los fuertes calores que indican el comienzo del verano, comenzamos a pensar en que ya es momento de activar nuestro sistema de climatización para refrescar los ambientes. Con su uso frecuente, estos aparatos pueden deteriorarse, es por eso que a través de los consejos que hemos preparado para ti podrás mantener tus equipos climatizadores y aumentar su vida útil para poder disfrutar de sus beneficios por muchos años más.

  • Filtros de aire. Revisar esta parte del sistema, como te contábamos más ampliamente en otro artículo,  es muy importante para su eficiente funcionamiento y sobre todo para que la vida útil del equipo sea la que esperamos. Los filtros de aire deben ser revisados periódicamente y cambiados siempre que sea necesario. El deterioro de este sector del aparato depende de diversos factores.
  • El cuidado de la batería. Por la ubicación que tiene esta parte en específico, suele ensuciarse mucho y esto puede perjudicar a su funcionamiento y por supuesto, acortar su vida útil. Debemos higienizarla regularmente, utilizando un cepillo suave y evitando causarle cualquier desperfecto a la batería.
  • El gas. La cantidad de gas que utilice nuestro sistema de climatización debe ser controlada y ser la unidad justa necesaria para que funcione, de lo contrario no obtendremos la eficiencia esperada. Si la cantidad de gas es excesiva, lo más probable es que el aparato enfríe muy poco, y si es escasa hará exactamente lo contrario. Además de alargar la vida útil dándole un buen mantenimiento a este punto, también reducimos considerablemente la cantidad de energía consumida.
  • Regular temperatura. Para que nuestro sistema de aire funcione correctamente y pueda tener una larga vida útil, debemos ser muy precavidos al regular la temperatura y colocarla a un número razonable, entre los 22 y los 24 grados centígrados, para no provocar resfriados y gastos innecesarios de energía.
  • Equipos en desuso. Cuando no se estén usando los aparatos de aire acondicionado, lo mejor es mantenerlos apagados o desenchufados. Además de ser beneficioso para el equipo también ahorramos energía y evitamos un gasto excesivo de electricidad en el hogar.
  • Aproveche los modos. Los distintos modos que vienen en los sistemas de aire son muy efectivos, se recomienda especialmente el “Sleep” para las horas de sueño, ayuda a mantener los ambientes a buena temperatura sin abusar del consumo y manteniendo un funcionamiento regular y lineal.

Artículos relacionados

Esta web utiliza cookies. Te rogamos que leas nuestra política de cookies y pulses el botón aceptar antes de continuar navegando por nuestro sitio web. ¡Gracias!

ACEPTAR
Aviso de cookies